shipit-logo-png-150x72-logistica-integral-para-ecommerce-fulfillment
logo-blog-shipit

Estas son las 5 claves para aumentar la confianza y seguridad en tu eCommerce

Allan Guiloff eCommerce

Ganar la confianza de tus clientes en el ecosistema digital no es tarea fácil. Por eso, desde Shipit, te damos las claves para lograrlo y ganar credibilidad.


Sabemos muy bien que el comercio electrónico ha crecido exponencialmente en los últimos años. Cabe agregar que, en contexto de pandemia, esta situación se acrecentó muchísimo más. Los usuarios compran cada vez más de manera online y, ante tanta competencia, pueden decidir qué opciones les parecen más factibles. Por eso, un punto muy importante en una decisión de compra se genera según la seguridad y confianza que nos brinda un sitio. 

Mantener una relación transparente parece simple pero no es tan así. Es un trabajo de mejora constante para que nuestros clientes se sientan “como en casa” y decidan regresar. Claro está que si las personas tienen que ofrecer datos bancarios o personales, confiar en que los envíos van a llegar a destino sin consultar eternamente el tracking, mínimamente, se necesita un entorno fiable.  

 

En ShipIt te compartimos 5 claves para mantener la confianza de tu eCommerce y generar más ventas online.

  1. Las reseñas de otros usuarios, ¡a la vista!
    Un estudio realizado en 2020 analiza que, luego del contexto de la COVID-19, 4 de 5 compradores prefiere finalizar una compra de manera online. Y que un 81% de los consumidores digitales leen las reseñas antes de efectuar una compra. Nada más motivador para influir en una venta que encontrar las opiniones de otras personas. Este indicador apunta a aumentar la confianza y reputación de tu eCommerce. ¿Por qué? Porque una valoración real es lo que termina marcando si se quedan o no en tu tienda. Y, claro, el boca en boca sigue siendo el marketing más efectivo. 

Valora la opinión de tus clientes y busca incluir sus testimonios en una sección de opiniones. Tanto o igual que sumar imágenes de cómo llegaron sus productos. Esto hará percibir una idea más cercana de la experiencia, pero también, estimulará a esta actitud “prosumidora” (consumidores que se convierten en promotores de tus productos). 

Podemos promover la iniciativa con códigos de descuentos, gift cards u obsequios para obtener la mayor cantidad de recomendaciones que impacten positivamente en nuestros futuros clientes. Pero, sobre todo, lo que debemos hacer es mantener la escucha activa en función de mejorar la experiencia, monitorear estos canales de comentarios y dar respuesta siempre a cualquier situación. No seremos perfectos pero sí estamos presentes ante las necesidades de los clientes. Y esto es muy valorado a la hora de decidir si comprar o no en una tienda online.  

 

  1. Un eCommerce responsive es una gran decisión
    ¿Sabes de dónde provienen todos tus usuarios?, ¿sabes de dónde vendrán a futuro? Sin necesidad de hacer futurología, pensar en todas las posibilidades es lo correcto. Como no podemos adelantarnos a la forma en la que navegarán y cómo ingresarán a tu tienda, el diseño responsive es la mejor opción. Lo más probable es que tus posibles clientes interactúen en diferentes dispositivos pero la información la busquen desde su smartphone (o, incluso, conviertan). Si tu eCommerce no tiene un diseño responsivo es factible que perdamos un gran porcentaje de este primer acercamiento que luego podría traducirse en mejores KPIs de eCommerce. 

Si la interfaz no está adaptada, es engorroso encontrar información. Una experiencia óptima tanto en desktop, tablet o móvil influye bastante en la opinión y decisión de compra. ¿Qué significa esto? Necesitamos velocidad de carga, estructuración del contenido, claridad y adaptabilidad. También, un diseño responsive, te ayudará a posicionarte mejor en motores de búsqueda.

 

  1. La estructura de tu tienda importa (¡y mucho!)
    Nuestro eCommerce debe cumplir con las necesidades de nuestros usuarios. Es decir, que encuentren lo que vinieron a buscar y que sea seguro

    a. Diseño: paleta de colores que no distraigan y que acompañen, que sean consecuentes con lo que queremos comunicar. Diversidad de fuentes y tipografías legibles, ya que la mayoría de nuestros clientes finaliza la compra desde un dispositivo móvil. Un diseño de estructura, jerarquía y experiencia de usuario fácil de usar y navegar.

    b. Textos escaneables: ¿el texto es diseño? Claro que sí. Es importante que la lectura sea clara, concisa y útil. Descripciones breves pero que quiten las posibles dudas que surjan.

    c. Certificados de seguridad SSL: al encriptar la información dentro de tu tienda la comunicación se vuelve mucho más segura. De esta manera, la información que los clientes compartan en el sitio (como su tarjeta de crédito) no será compartida con nadie.

    d. Términos y condiciones: sabemos que las cuentas claras conservan la amistad. Los términos y condiciones son el conjunto de normas y reglas que los clientes aceptan al ingresar a una tienda online. De esta manera, se esclarecen las reglas del juego sobre el proceso de compra, pagos, envíos, devoluciones, garantías, precios y comisiones, entre otros.

    e. Medios de contacto: es imprescindible que un eCommerce cuente con datos sobre cómo contactar a cada área y de qué manera hacerlo. Desde un formulario de contacto inserto en el sitio hasta los teléfonos y correos de contacto y soporte.

    f, Contenido actualizado y shareable: el contenido de nuestra web es el rey. Necesitamos que esté actualizado y verificado para posicionarse como una fuente confiable. A su vez, la opción de un botón para compartir en medios sociales o por correo electrónico nos suma tráfico y, también, seguridad.  

 

  1. Opciones de pago variadas, ¿qué mejor?
    Que sea tu cliente el que elija cómo pagar en tu eCommerce es un beneficio para ambos. Aquí reside la transparencia, la claridad y la confianza que recibirá en un momento clave: efectuar el pago. 

Las diferentes formas de pago ofrecen seguridad y comodidad: diversos medios de pago, cuotas, beneficios en courier, contra reembolsos, son solo algunas de las razones por las que tu cliente no solo te elegirá, sino que volverá por más.

Evalúa que es lo que más te conviene en términos de seguridad y usabilidad. Hay usuarios que confiarán en cargar sus datos bancarios, mientras hay quienes preferirán integrar sus billeteras virtuales para finalizar la operación. Piensa en todas las alternativas posibles para que la compra suceda de la mejor manera y puedas brindar cada vez más preferencias.

 

  1. Ser social o estar rendido
    Las redes sociales son el mayor foco para aumentar la confianza de tu eCommerce. No está relacionado en cómo finalizar una venta online o si se realiza una conversión. Sino, más bien, que se relaciona con tu reputación online

La confianza es un lazo que se construye y los canales sociales dan cuenta de ello. La verificación de todos los factores suceden allí. Cómo se comporta una marca en sus redes sociales, cuánto y cómo actualiza su contenido, cómo se manifiesta su audiencia, qué tipo de respuestas dan y cuánta demora hay, dice mucho. Y aquí está el factor determinante. Tus potenciales clientes irán a buscar esa información en tus perfiles

La consistencia es reina en este juego, tu marca debe mantener su voz en todos los canales y plataformas. Así que, ¡no descuides tus redes sociales!

 

Conclusión
Tu eCommerce debe transmitir confianza y seguridad para afianzar lazos y concretar ventas. Es muy importante trabajar en estos aspectos desde el momento que un usuario ingresa a la tienda hasta el seguimiento de un producto que llega a destino. El recorrido se produce de punta a punta y atraviesa todas las instancias. Desde Shipit te invitamos a seguir las claves para inspirar fiabilidad y obtener cada vez mejores resultados.


Nueva llamada a la acción

Conoce más sobre cómo fortalecer tu eCommerce!

 

Suscribite a nuestro blog