shipit-logo-png-150x72-logistica-integral-para-ecommerce-fulfillment
logo-blog-shipit

Cómo no quebrar por la logística de tu eCommerce

Allan Guiloff

Durante el 2019, escuchamos excelentes noticias sobre “el dulce momento del eCommerce en Chile”, según la Cámara de Comercio de Santiago, hasta septiembre del año pasado se había registrado un aumento del 37% en las ventas online. 

Suena bien. Pero si estás al frente de un eCommerce, sabes mejor que nadie que no todo son momentos dulces. Hay ratos amargos en los que tus números se van a rojo, tienes que gestionar un montón de envíos, y no puedes recordar por qué te metiste en este lío.

New call-to-action Cómo diseñar desde cero tu estrategia de envío

Calma. Si sientes que lo que pagas por tus envíos está comiendo tus ganancias, estos 5 puntos puede ayudarte. 

1) Mide bien tus KPI’s de logística

Por un momento, despéjate de los problemas del día a día y revisa tus números desde otra perspectiva. 

¿Tienes una forma clara de saber cuánto estás pagando por los envíos de tu eCommerce y qué porcentaje de tus ventas representa? 

Los datos que te ayudan a medir qué tan lejos o cerca estás de tus objetivos se llaman KPI (Key Performance Indicators). Tenerlos bien ubicados te va a evitar tener esa “sensación” de que algo no anda bien. Por el contrario, te dará una visión clara del estado de tu eCommerce y los procesos que debes mejorar. 

En este artículo te contamos cuáles son los principales KPI’s de logística y cómo medirlos.

 

2) ¿Quién paga por el envío: tu cliente o tú como eCommerce?

Parece una tontera, pero necesitas estar súper claro en este punto. 

Primero que todo, define la relevancia del producto que vendes. No es lo mismo vender algo de consumo masivo que un ítem exclusivo. Mientras más común sea tu producto, más importante es que ofrezcas un precio de envío competitivo.

Revisa tus márgenes: si tu margen es muy pequeño, absorber el costo total del envío te va a llevar a la quiebra. Una buena estrategia es aumentar el ticket promedio ofreciendo paquetes de productos para que el costo del envío pueda ser competitivo. Ejemplo: 2 unidades y un poco más barato para hacerlo conveniente, o por el otro lado, venta atada y amarrar 2 productos distintos.

Como regla general, el costo de tu envío debe representar entre el 7 y 10% del costo de los productos para que tu cliente siga considerándolo conveniente. 

En este artículo te contamos más detalladamente cómo definir los costos de tus envíos. 

Pero no te quedes con nuestra visión. En este artículo de Shopify puedes encontrar más información al respecto.

 

3) Ofrece envíos gratis sólo como estrategia de captación de nuevos clientes

El tan anhelado envío gratuito puede volverse una trampa para tu eCommerce. Hace un tiempo tuvo mucha circulación este meme: 

Es casi psicológico, pero estamos menos tentados a comprar algo cuando se aplican cargos adicionales como garantías o precios de envío. 

Nuestra recomendación es que ofrezcas envíos gratuitos a partir de cierto monto de compra o como estrategia de captación de nuevos clientes en épocas como el CyberDay o flash sales. Lo que inviertas en ese envío se compensará con creces si logras fidelizar a esos clientes. 

Recuerda, envío gratis permanente puede ser arma de doble filo; por un lado, si logras acostumbrar a tu cliente podrás incentivar mucho la recompra (como lo hace MercadoLibre), pero si el cliente no te recuerda en su siguiente compra (porque ni se dió cuenta que había despacho gratis), le habrás regalado el envío sin retorno.

New call-to-action

Suscribite a nuestro blog